Sanatorio Nuestra Señora de las Mercedes

A comienzos de siglo, una de las principales preocupaciones de la ciencia médica era la tuberculosis, conocida también como tisis y peste blanca por el elevado número de pacientes que contraían la enfermedad y el alto porcentaje de fallecimientos. Además de las investigaciones sobre fármacos, medidas preventivas, muchas ciudades optaron por crear sanatorios dedicados exclusivamente a esta enfermedad.

En San Sebastián, coincidiendo con la celebración del II Congreso Español Internacional de la Tuberculosis, Alfonso XIII inauguró el 15 de septiembre de 1912 el Sanatorio de Nuestra Señora de las Mercedes, muy cerca de la ermita de la Virgen de Uba, en Ametzagaña, en lo que es hoy el barrio de Loiola.

Este sanatorio fue creado por el Comité Local de la Lucha Antituberculosa por iniciativa del entonces alcalde donostiarra José Elósegui y con una importante financiación de la "colonia vasco-argentina". Los planos y la dirección de la obra correspondieron al arquitecto Juan José Gurruchaga. Según La Voz de Guipúzcoa, que narraba el acontecimiento al día siguiente de la inauguración, "el aspecto del edificio es sumamente bonito, pues a su elegante construcción se une el estar pintado de blanco, haciéndolo muy agradable a la vista". El periódico llega a comparar el nuevo edificio con un hotel.
 
 
(Galería de baños de sol y cura al aire libre en el Sanatorio Nuestra Señora de las Mercedes).

 
Según la memoria de 1919, publicada en Guipúzcoa Médica, "todos los pacientes han mejorado notablemente, ganando en salud y peso, algunos hasta nueve kilos y medio, gracias a la sobrealimentación, el reposo y el aire puro oxigenado".

En 1931, por falta de medios económicos, el sanatorio fue transferido a la Junta de Beneficencia, que lo vendió en 1942 al Patronato Nacional Antituberculoso (PNA) por la cantidad de 536.884 pesetas.

De 1931 a 1941 fue preventivo Infantil Anti-tuberculoso, salvo durante el lapso de tres años y medio que, a causa de la guerra civil, fue destinado a Hospital Militar.

En 1953 se arrienda para Auxilio Social, obra que atendían a los niños necesitados. El Hogar Infantil se clausuró en 1978, abandonándose el edificio.

A partir de ese momento el Sanatorio de Nuestra Señora de las Mercedes acogió exclusivamente a mujeres.

Con la inauguración del Hospital de Amara, las pacientes ingresadas se trasladaron al nuevo centro.

A partir de esta fecha se pensó en darle distintos destinos, desde derruirlo hasta convertirlo en la nueva Escuela de Arquitectura de la UPV. Finalmente el 23 de Junio de 1983 se cedió a la ONG Traperos de Emaús donde desarrollan sus actividades sociales.
 
 

El Sanatorio Antituberculoso de Andazarrate
 


La entrada principal del Sanatorio de Andazarrate en Asteasu



En 1928 se iniciaron las obras de construcción del Sanatorio Antituberculoso de Andazarrate en terrenos de Asteasu, que se inauguró el 1 de junio de 1933. Este nuevo centro sanitario se dedicó desde su creación a la asistencia de hombres y contaba con servicio quirúrgico. Poco antes de la inauguración se incorporan al centro 15 Hermanas Mercedarias, que junto a 3 médicos, 2 practicantes internos, 10 personas de servidumbre y 1 capellán, formaban la plantilla del sanatorio.

El sostenimiento del centro se realizaba a partes iguales entre el Estado, la Diputación y los ayuntamientos de la zona. Cada uno de ellos pagaba por paciente un total de 27,60 pesetas al trimestre.

Galería de cura y de baños de sol



Además de la asistencia sanitaria, se organizan los domingos "veladas musicales". Por ejemplo, el Diario Vasco, de fecha 21 de abril, relata que acuden al centro "los populares artistas Los Cosqueros y los clows Hermanos Arfe". También la Peña Gasómetro y la Donosti Berri organizaban espectáculos para pacientes y familiares.

Al finalizar la guerra civil, el centro pasó a denominarse Sanatorio Antituberculoso 18 de julio de Andazarrate.

El 31 de enero de 1950, a las nueve y media de la mañana, se declaró un violento incendio que adquirió pronto una gran virulencia. Empezó en la sala de calderas y se propagó rápidamente hasta el tejado, que quedó totalmente destruido, aunque afortunadamente no hubo que lamentar víctimas.

En marzo de 1956 se clausuró este sanatorio, incorporándose los pacientes al Hospital de Amara. El edificio se utilizó a partir de ese momento como escuelas municipales hasta 1971 y fue demolido en 1990.
 
 

Hospital de Amara

Antiguo Sanatorio Antituberculoso de las Enfermedades del Tórax "Amara"
 
 

Inauguración del Sanatorio Antituberculoso Amara, el 12 de Agosto de 1953



El Hospital de Amara comenzó su actividad en el verano de 1952, aunque su inauguración oficial se celebró el 12 de agosto de 1953. El proyecto, aprobado en 1947 con un presupuesto de 12 millones de pesetas y capacidad para 300 enfermos, partió de la estructura ya edificada por Diputación en los años 30, que cedió el solar al Patronato Nacional Antituberculoso (PNA) que tenía la intención de acoger en un único centro los sanatorios antituberculosos existentes en Gipuzkoa.(Costeado por Diputación y Ayuntamiento de San Sebastián.19 de Junio de 1935. Contratista: Antonio Mendizabal y Arquitectos: Francisco Urcola y Domingo Aguirrebengoa.

De esta manera, se trasladaron al nuevo hospital las pacientes del sanatorio de mujeres de Nuestra Señora de las Mercedes en UBA y los niños del pabellón infantil Doker del Hospital San Antonio Abad de Gros. En 1955 se procedió al ingreso de los pacientes del sanatorio de hombres de Andazarrate.
 
 

Hoja con indicaciones para el ingreso, que entregaba el Ayuntamiento a los pacientes



La fusión de estos centros especializados en la atención de enfermos con tuberculosis motivó también el traslado de sus profesionales al nuevo edificio, que tenía espacios diferenciados para mujeres, niños y hombres. Además, se estableció una doble dirección médica con el Dr. José Luis Martínez de Salinas y Salcedo (Andazarrate) y el Dr.Rafael Bartolomé Martínez De La Pera (Nuestra Señora de las Mercedes). El primer administrador fue Jorge Muñiz Díaz y la primera madre superiora de la orden de las Hermanas Mercedarias, que se hicieron cargo del hospital, Sor Esperanza Goenaga.

Como el entonces sanatorio incluía la asistencia a menores, el centro contó desde su creación con una maestra: Angelita Becerril.

El hospital amplió pronto sus servicios, especialmente en el área de cirugía torácica y realizó, por primera vez en Gipuzkoa, una intervención quirúrgica de corazón en colaboración del equipo de hemodinamia del Dispensario Central de San Sebastián. Su Director era Dr. Salvador Bravo Olalla.

Del año 64 al 72, el Hospital de Amara llevó a cabo la campaña de erradicación de la tuberculosis en Gipuzkoa, en colaboración con los dispensarios de toda la provincia.

En 1.970 se celebró en San Sebastián el 3º congreso nacional de la Sociedad Española de patología torácica (SEPAR), cuya organización recayó fundamentalmente en el equipo médico del hospital. Ese mismo año se incluyó en el Plan Nacional M.I.R., con docencia en neumología.


Proyecto del "Hospital de San Sebastián" en Amara, realizado 
por la Diputación a comienzos de los años 30



En 1.974 pasó a llamarse Hospital de enfermedades del Torax-Amara-San Sebastián.

En 1979 la AINS cedió el pabellón norte a la Universidad del País Vasco, reduciéndose el número de camas disponibles que quedó en 200. En 1981, el centro se transfirió al Gobierno Vasco, y en 1.984 el personal del Dispensario de Enfermedades del Tórax de la calle Prim se incorpora al Hospital, que ese mismo año entró a formar parte de la red de Osakidetza. En 1985 recibió el nombre actual de Hospital de Amara.

En 1.988 se trasladó al personal del Servicio de Alergia del ambulatorio de Gros. En 1.991 se convirtió en un centro de larga y media estancia. En 1.998 el Hospital de Amara se integra en el recién creado Complejo Hospitalario Donostia.

En los últimos años, la evolución en el tratamiento de la tuberculosis ha provocado una importante disminución de esta enfermedad y, por tanto, de las necesidades en esta área, lo que ha conllevado una transformación del horizonte asistencial que se ha dirigido más a la atención de patologías crónicas cardio-respiratorias.

De esta manera, el centro, que ha acometido en los últimos años importantes obras de acondicionamiento para mejorar sus instalaciones, se ha orientado hacia un hospital de media y larga estancia, atendiéndose fundamentalmente a enfermos crónicos en las especialidades de Neumología, Cardiología y Medicina Interna. Desde 1.995, se potencia el Servicio de Rehabilitación, con una planta de 47 camas y un gimnasio totalmente renovado.
 

Algunas imágenes de la vida cotidiana en el Sanatorio Antituberculoso Amara
y dos Hermanas Mercedarias:




 

Sor Araceli del Burgo y Sor Pilar del Amo

Rosa Besne (Enfermera Externa)


 
 

Galería del 2º piso
 
 
 

--------o---------
 
 

Manuel Solórzano Sánchez

Enfermero del Hospital de Amara

Complejo Hospitalario Donosti

San Sebastián

5 de Marzo de 1.999

 
 

 

      -     Volver a Enfersalud.com

del autor y enfersalud.com